Oficina

Dos preguntas que te harán más productivo

¿Sientes que no estás alcanzando tu potencial?La solución a tu problema puede llegar a partir de dos preguntas que te harán analizar tu productividad.

Evaluando tu productividad

En toda persona hay un conjunto de capacidades y habilidades, naturales y también aprendidas, que le permite concretar tareas. En una maquinaria bien montada y con engranajes aceitados (tus conocimientos y capacidades), la productividad es el motor que te pone en marcha y acelera o mejora tu rendimiento.

Por eso, debes ser el responsable de evaluar tu propia productividad. Mantenerte motivado, capacitado y en movimiento no sólo se traducirá en un mejor trabajo, con más salario o premios (y la apreciación de tus superiores, lo que podría darte en el futuro mayores cargos y beneficios), sino que también es lo que creará tu bienestar dentro y fuera de la oficina. Recuerda siempre que llegar a casa feliz, satisfecho con tu labor del día, sin pendientes que ocupen tus pensamientos, es la mejor sensación de todo trabajador al finalizar la jornada.

Preguntas para evaluar tu productividad

Hay dos preguntas que debes hacerte con cierta regularidad, en particular cuando sientes que no estás alcanzando tus objetivos:

¿Hay alguna capacidad que estoy olvidando?

La capacidad, sea física, intelectual o de la que sea, es algo adquirido. Una buena capacitación, formación, prácticas y nuevos conceptos aplicados son capacidades que no debes dejar de lado. La primera pregunta que puede tener mucha influencia sobre tu productividad, es si hay capacidades que estás olvidando, dejando de lado, o que podrías ampliar para mejorar.

Puede ser aprender a utilizar mejor el ordenador o el nuevo software que usas a nivel básico,  mejorar tus conocimientos sobre la literatura de tu labor, aprender a utilizar ese martillo neumático o sobre cómo es la convivencia de los obreros en las minas de sal, si esa es tu labor. Analiza las capacidades que pueden estar algo débiles, y foméntalas como primera medida.

¿Hay algo que ya no debería hacer?

La dilación o las demoras, charlar con los colegas, pasar demasiado tiempo revisando tu agenda o tu correo electrónico, incluso algunos hábitos molestos en la oficina pueden también alterar tu productividad. Analiza tu rutina diaria, y verifica si estás haciendo tus cosas de la manera más apropiada, económica y puntual.

Haz los cambios necesarios: si ir en coche al trabajo te deja lleno de nervios, entonces comienza a tomar el tren; si al llegar a la oficina pierdes tiempo en preparar la cafetera, prográmala el día anterior antes de salir de la oficina para llegar y tener la taza de café esperándote; si pierdes el tiempo pensando en todos los pendientes que dejas para mañana: deja de hacerlo, y ocúpate mejor en dar solución a tus actividades, hoy.


mutuabalear.com

Limpieza Profesional de Oficinas www.onlycleanoffice.com

¡Síguenos en nuestras redes sociales, tenemos más sorpresas para ti!

facebook OnlyCleanOffice  logo-twitter @OnlyCleanOffice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s