Oficina

Capacitate para una emergencia en la oficina

Los simulacros de emergencias son importantes para estar preparados ante una emergencia real. Veamos algunos tips para que el lugar de trabajo este listo ante cualquier eventualidad.

Cómo prepararse para una emergencia en la oficina

Siempre es importante realizar simulacros de emergencia en la oficina, y tener un botiquín de primeros auxilios adecuado para el ámbito laboral. Y algo que se relaciona con esto es saber qué debemos hacer en caso de catástrofe. Veamos una guía interesante para todo empleado de oficina.

Oficinas listas para emergencias

Lo mejor para saber cómo actuar en casos de emergencia en el trabajo es estar preparados. Los simulacros son una manera genial de incorporar las mecánicas a esa partecita de nuestra mente que olvidamos cuando no la estemos necesitando, y valdrá oro ante una emergencia. También debes asegurarte de tener claramente identificadas las salidas de cada piso, con cartelería iluminada o fluorescente, que sea visible ante un apagón o por la noche.

Asegúrate de mantener siempre con carga y revisados (una a dos veces por año) los extintores de cada sala. En muchos casos la ley exige uno por piso del edificio, pero quienes alguna vez han debido recurrir a ellos bien saben lo valioso que es contar con un extintor de capacidad adecuada en cada sitio. En una emergencia quizás no puedas salir hasta el pasillo a buscar el matafuegos, y tener uno (aunque sea más pequeño) en la sala donde estés podría, literalmente, salvar tu vida y la de tus compañeros.

De igual modo, asegúrate de tener las luces de emergencia siempre con carga y listas para entrar en acción. Si la oficina no las tiene, coloca algunas linternas a batería en lugares estratégicos, al alcance de todos. También es útil contar con el botiquín de primeros auxilios en perfectas condiciones y a la mano de cualquiera y, cerca de el, un bolso de emergencias provisto de mantas, agua embotellada y otros.

Simulacros y capacitación para empleados

La ley, en la mayoría de los casos, exige un simulacro anual. Si la oficina lo permitiera, redobla estos esfuerzos en dos a tres simulacros por año. Para muchos es una gran pérdida de tiempo, pero lo cierto es que realizar estas salidas del edificio casi jugando creará una memoria que, en una emergencia, te ayudará a mantener la calma y saber cómo actuar.

Una idea genial son los entrenamientos para emergencias. Hay muchas entidades públicas que brindan esta capacitación a escuelas y oficinas sin cargo alguno, en la que paramédicos, bomberos y personal de rescate enseñan las técnicas básicas de resucitación y rescate a salvo de los colegas. Lo mejor de esto es que, luego, cada oficinista podrá aplicar lo aprendido en cualquier circunstancia de su vida, significando salvar la vida propia, la de un colega, la de un extraño en el tren o la de un miembro de su familia en casa. Estas capacitaciones no tomarán más de una o dos jornadas, y pueden en verdad hacer la diferencia.

Finalmente, recuerda que en una emergencia, mantener la calma es lo que te permitirá poner en práctica lo aprendido y actuar con coraje, responsabilidad y cordura. Entrar en pánico, en cambio, te frenará en seco, paralizándote y poniéndote a riesgo de cometer locuras. Mantener la tranquilidad es la mejor manera de actuar ante una catástrofe o emergencia de cualquier tipo.


Fuente: oficinaybienestar.com

Limpieza Profesional de Oficinas www.onlycleanoffice.com

¡Síguenos en nuestras redes sociales, tenemos más sorpresas para ti!

facebook OnlyCleanOffice  logo-twitter @OnlyCleanOffice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s